¡Amiga! Quiero tu trabajo

En esta ocasión voy a escribir acerca de esas amigas que son ajenas a la industria, saben de nuestro trabajo y de repente, quieren darle un giro a sus vidas haciendo lo mismo que nosotras.

Recordando una historia, yo llevaba ya tres años como modelo en ese entonces cuando una amiga cercana se enteró de lo que yo hacía, tras insistir mucho me convenció para ayudarla. Ya nos conocíamos hacía seis años y compartimos toda nuestra adolescencia por lo cual me pareció posible ayudarla.

Le dije que sí, que lo iba a hacer, pero mi instinto me hizo una señal y pensé: “Es mejor que empiece en un estudio”, le aconsejé entrar al mismo donde yo estaba, sabía que era un buen lugar y podría aprender mucho más junto a otras modelos y los encargados. 

Ella comenzó a trabajar allá, pero al mes me rogó para que la ayudara a salir de allí, me sentí mal por ella y quería que se desarrollara más rápido, pero yo tampoco sabía mucho y no podía aportar mayor cosa que un mejor espacio para transmitir, le adecué un cuarto dentro de mi casa, le compartí mi computador para que transmitiera, la verdad confié mucho en ella, nunca me quitó nada, solo tomó malas decisiones y tuve que cortar la amistad, ya que ella tomó el camino corto.

La razón de que todo llegara a su fin fue porque las cosas con ella se tornaron desalentadoras, se quejaba de haber ganado 50 dólares en cinco o siete horas, estando dentro de una casa mucho más cómoda que el estudio, y a veces me daba la impresión de que lo que quería era estar a mi nivel de experiencia que era de tres años, lo que ella tal vez no entendía es que esto no es dinero rápido, o por lo menos, no para mí. Yo me la gozo totalmente, pero me tomó tiempo entenderlo, no todo fue un camino de rosas, yo ingresé en la época más cruda del mundo webcam, cuando era un mundo más difícil y complicado en el país.

Esta situación tuvo un giro más intenso cuando ella conoció a un usuario, él le enviaba giros de Western Union en vez de tokens, estoy casi segura de ello, de repente empezó a dejar de ir a mi apartamento, apareció a las dos semanas con una propuesta que me dejó perpleja: me dijo que estaba haciendo un estudio con este hombre y que si trabajaba para ellos me descontarían solo el 15% y no el 20% como lo hacían la mayoría de los estudios, por supuesto ni loca me iba a ir a trabajar para ella, no era una cuestión de dinero o porcentajes, el estudio me tenía garantizado el pago por nómina además de ser un establecimiento con cinco años de experiencia, y sería el colmo trabajar para mi “amiga” que llevaba tres meses en la industria, ¡¿qué tal el descaro?!

Perdimos el contacto por un mes, luego me enteré que estaba buscando modelos satélites, y finalmente me desentendí del todo. Aquí es donde comienza la peor parte de la historia, (la cual fue orquestada por su amigo, el extranjero): Un día que yo me encontraba transmitiendo, ingresa el a mi room (porque siempre te van a llegar los problemas cuando estas online, jajajaja) y me dice: -“Hola, PM (Private Message)”.

No respondí, sabía quién era, pero su entrada no fue para nada de mi agrado, no recuerdo qué sucedió exactamente, pero terminamos discutiendo en mensaje privado, todo terminó en malos términos, mi instinto estaba en lo cierto: este sujeto no era nada bueno para ella, decidió confiar en un extraño, ponerse de su lado y no confiar en la paciencia y la tranquilidad que le podía brindar su amiga de seis años, no se si fue la ambición, la ceguera ante lo fácil, no sé, pero al final ella no volvió a saber nada de esta industria, estaba en una nube de tranquilidad gracias a sus giros periódicos, pero no pensó en las consecuencias, de seguro él le infligió miedo.

Después de ese mensaje privado, las cosas empeoraron: se conectaba cuando yo lo hacía solo para infundirme terror,  se “parqueaba” en mi room, si lo baneaba entraba por otro lado a insultarme, me enviaba 1 token donde escribía mi nombre real en anonymous, de modo que solo yo lo leyera y seguido de palabras bastante fuertes, cercanas a “zorra y a puta”, también dejaba mensajes desagradables en mi perfil y me enviaba muchos mails insultándome, diciéndome que tenía mi nombre y que lo iba a revelar.

Yo pensaba en cómo ella le había revelado mi nombre real a este loco, en qué carajos estaba pensando cuando lo hizo, pero no fue ella la encargada de hacerlo directamente,  en el momento en que lo agregó como amigo a Facebook, obtuvo mi nombre, ¡¿y ahora qué?!

Un día (esto fue en el año en que empecé el blog), este hombre deja de nuevo su comentario desagradable, la misma amenaza de siempre junto con mi nombre, ya cansada reaccioné de una manera en la que en ese entonces no me imaginaba que podía llegar a reaccionar y decidí responder a su comentario de la siguiente manera:

“Señor, la verdad no entiendo su comportamiento, me acecha, amenaza con revelar mi nombre, ¿cuál es finalidad de este asunto?, es usted el que no disfruta de mi presencia, el que se acuesta pensando en cómo hacerme la vida imposible. A mí esto me sorprende, ¿cómo un hombre de 40 años puede estar perdiendo el tiempo de esa manera?, ¡que falta de oficio!, ¡¿qué hace espiando la vida de alguien que según usted es inferior?, ¡quiérase un poquito!, ¿usted si duerme?, la verdad a mí me da pereza amargar mi vida por un sin sentido, y mi nombre, mi nombre es sólo una etiqueta a lo que yo soy, puede hacer con ella lo que quiera, soy más que un nombre asignado por mis padres, ¡es el colmo la falta de oficio!

Después de ese mensaje me esperaba lo peor, pero no pasó nada, el desapareció, jamás volvió a escribirme, a veces, muy ocasionalmente tres años después lo veo en mi cuarto, pero ya no reacciono, hay un silencio mutuo, un pacto de silencio imaginario, respetamos nuestros espacios. Entendí que entre más miedo muestres a las personas, más alimentas su poder de dañar, especialmente con los que se esconden detrás de un teclado.

Al final de esta historia, Flora me terminó convirtiendo en la persona que siempre  quise ser, mis mejores momentos en la vida empezaron cuando tuve que crearla. Agradezco a mi familia infinitamente por salvarme de las garras de esa infancia en la que se vivía al límite; en un segundo te perdías entre una mala influencia, crecimos en medio de un barrio pobre, lleno de delincuencia y pandillas. Gracias al haber sido educada en una familia de leonas guerreras tuve una influencia basada en mujeres libres, en esa época la mujer no tenía muchas libertades, todas eran mujeres dóciles de telenovela (jaja, pero mi primer contacto con el porno fue por ese beso de Amparo Grisales y Margarita Rosa de Francisco, aluciné por semanas y fantaseaba con ese momento), obvio lo vimos a escondidas con mis hermanas, jajaja, en fin, gracias a que mi mamá fue siempre muy liberal y ha sido una mujer que me ha brindado su apoyo infinito.

Antes de Flora, mi vida era descontrolada, insegura, inestable, agoté todas mis opciones laborales antes de entrar al entretenimiento para adultos. Sin embargo ella le ha traído la tranquilidad a mi vida, el amor propio, el amor por los demás, es algo tan fuerte lo que me ha hecho sentir, que no siento una necesidad por una pareja, no por ahora, y espero que pueda disfrutar este estado por más tiempo.

Esa fue mi historia ayudando a una amiga, hoy en día todavía me buscan algunas mujeres que pasaron por mi vida y me preguntan sobre cómo entrar, el estudio donde empecé ya no existe, es una responsabilidad muy grande, estar dentro no es garantía de que ellas lo harán igual, hoy en día ayudo a personas que sienten una pasión, más que una necesidad, en un trabajo que exige paciencia, constancia y amor, mucho amor.

¿Algún par de historias para compartir?

Cuéntenme la suya

Besos

Flora.

Anuncios

30 comentarios sobre “¡Amiga! Quiero tu trabajo

  1. Hola Flora, que buena historia, me ha pasado algo parecido con algunas ex modelos e incluso monitores/as de mis studios (ya tengo 2). No les deseo ningún mal o poco éxito, pero arrancar en esto con formalidad es más difícil de lo que parece. Yo ando en bogotá y apreciaría mucho tu opinión sobre lo que hacemos y cómo lo hacemos.. estaría muy interesado en invitarte a conocer el studio y ver que puedo mejorar … en fin, no quiero quitarte tiempo ni aprovecharme de tu experiencia… solo siento que tu opinión es muy imparcial y va de acuerdo a mi forma de pensar, por eso la considero relevante para lo que hago.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s